Skip to content

Hoy nos disfrazamos de Masotta

03/11/2010

NOCHES DE INTERTEXTUALIDAD DESENFRENADA


RUKA, en el grupo de correo Mlargenta, sobre El Eternauta:

“lo que pasa que a un personaje, personalmente no me gusta verlo como un zurdito o un peronista arrepentido. que se yo, para mi la historieta es entretenimiento, una salida, un escape a esta vida de mierda, como las peliculas o que se yo… ¿un libro? no me gusta cuando empiezan a tomar partido sobre algo de la vida real tangible en el momento que uno vive un acontecimiento social palpable. es decir, me gusta que capaz hagan una bajada de linea, o un anhelo, tipo lo que seria batman. pero envuelta en una fantasia. por eso no lo veo a bob kane entregandole el batman de oro a bush. por mas que sea cosa de bob, porque ya creo que el personaje trasciende mucho mas que la persona que lo creo, y para mi la persona no es importante, sino el personaje, es lo que va a quedar. los gobiernos se van, las personas mueren, vendran otros, no me gustan que los personajes queden atados a un partido. y listo no hablo de estas pavadas, vamo a seguir jodiendo.

jaJAJajJAJjajAJjjAJjajajJAJajAJjjJAJajJAJajjAJjajJJAAJJajjAJjajAJjajJAJjajJAJaa”


BERLIAC, en su blog Un autor de historieta, sobre El Eternéstor:

 

Y el GATITO GORDO dice:

“¡ME TIENEN HARRRTO CON LA DICTADURA!”

***

Anuncios
68 comentarios leave one →
  1. 03/11/2010 3:31

    tus entradas cada vez mejores, como puede ser? en un mes ya le diste personalidad.

    no se de donde sacaste lo primero (pasa un link), pero es impresentable.
    puaj.
    la verdad, pretender separar el autor, de la ideologia, de la obra, del contexto, y de todo lo demas, es la peor forma de ser autor, de tener ideologia, de hacer obra, de insertarce en el contexto y de todo lo demas.

    ademas esta opinion representa a bastante lector de comic.
    puaj. (otra vez)

    lo de berliac lo vi y en el momento no entendi la ¿critica?
    ¿es que acaso el eternauta no es propaganda politica?
    ¿es que esta mal?
    puaj. (de nuevo)
    ademas de que ya es un icono de la cultura popular, pues,
    me extraña no verlo en publicidad de detergente.

    no se, abria que pensarlo mas, y es solo un comentario irreflexivo,
    producto de ver al gato del final que nos deja estupefactos,
    por que no entendemos como un gato tan bien alimentado
    pueda tener tantas deficiencias a la hora de comunicar cosas.

    F.

  2. Guillermo Alén permalink
    03/11/2010 4:29

    Impresentable el muchacho este. Ojo, sí me parece que a veces el exceso de política puede quitarle todo el oxígeno y matar una obra, pero no es menos cierto que toda obra erdaderamente grande implica una postura política.

    Lo de Berliac, un tanto enigmático, pero de última puede entenderse su celo por defender a Breccia el Viejo, que cuenta con la adoración de una minoría pero está lejos de ser masivos. Comparto en cierto punto su inquietud, sé cuál es la línea del blog pero a mí tampoco me convence demasiado la utilización política de HGO, creo que hay un leve aroma a oportunismo en todo el asunto… Y me parece que el traje de Salvo le queda medio grande a Néstor. ¿estaré del lado del sr. Gatito Gordo? ¡Qué barbaridad, espero que no!

    • Minaverry permalink*
      03/11/2010 12:40

      Bueno, bueno. El post es sobre la manera de pensar, no sobre la persona que piensa así, así que no le digan “impresentable” a Ruka, che…

      “…no entendemos cómo un gato tan bien alimentado
      pueda tener tantas deficiencias a la hora de comunicar cosas.”
      Muy bueno. Todavía me estoy riendo.

      Hablar de “utilización política” cuando Elsa Oesterheld (que es la primera víctima de todo este asunto) en el acto de Frankfurt con Cristina dijo “Yo, que creí estar muerta, vuelvo a tener esperanzas”, me parece un poco desubicado, por lo menos. Es como cuando el Gatito Gordo dice “Nos robaron las banderas”… Porque la política de derechos humanos está, se está haciendo.

      • Guillermo Alén permalink
        04/11/2010 0:30

        Yo estuve en varios actos con Elsa Oesterheld (no en Frankfurt, por desgracia), organizados en aquel entonces por organizaciones más chicas como River Plate o el Banco Provincia, y a mí me alegra muchísimo que reciba un reconocimiento del gobierno, que haya logrado recuperar el tema de los derechos de las garras de Scutti, y que en general empiece, tras décadas de negligencia, a recibir el reconocimiento y muchas de las ganancias que ella y HGO deberían haber tenido en vida. Por ese lado me parece todo bárbaro, un -dentro de las circunstancias harto conocidas- happy ending. Creo que para cualquiera que ame la obra de Oesterheld y no sea un completo cretino anti-K está claro que esto es excelente.

        Ahora, lo que no me deja tan tranquilo es que este reconocimiento no es inocente y no es artístico: si HGO no hubiera sido montonero sino (ponele) del PC, seguiría en el limbo y Elsa en la misma. Creo que hay un rédito político en esa movida, que no es inocente.

        Ya fui alertado de que este blog contiene kirchnerismo, y me parece fenómeno, pero para todos los no-kirchneristas, ver a Néstor enfundado en el traje mítico nos parece, mhh… Cómico no es. Heroico, menos. ¿Inapropiado? No me rasgo las vestiduras, pero es un poco ridículo. Es una especulación ociosa, pero la verdad yo no estoy muy seguro de que HGO lo hubiera aprobado.

        Espero que no te moleste que me exprese sobre el tema, pero si preferís me mantengo afuera de toda polémica política, me circunscribo a los que tratan sólo de historieta, y listo. Lo último que quiero es armar puterío, y mucho menos en tu blog.

      • Minaverry permalink*
        04/11/2010 2:16

        Guillermo:
        1- El puterío es decirle “impresentable” a Ruka, no discutir sus ideas. Por supuesto que no me molestan tus opiniones y estoy muy contento de que engalanen mi blog. Puse esta pequeña diablura justamente para ver qué ideas aportaban los comentaristas, por eso quise que no se insultara a Ruka o a Berliac sino que se opinara sobre lo que ellos escribieron. Discutir ideas no es armar puterío, y yo te agradezco que expongas las tuyas y te pido que lo sigas haciendo, son más que bienvenidos los que como vos suben el nivel del blog. ¡Casi me ofende que pienses que voy a proscribir las opiniones contrarias a las mías…!
        2- En la política nada es inocente, artístico o ad-honorem. Ahora, el carozo de este post es la manera en que vemos eso: ¿Nos subimos al pedestal, nos ofendemos por la “indecencia” y miramos desde lejos la política como si no nos afectara? ¿Lo leemos a Maquiavelo, metidos hasta los sobacos en el barro, tratamos de entender cómo funciona esta actividad, que no es ni más ni menos que la puja entre distintos intereses opuestos?
        3- Desde mi punto de vista, no hay nada malo en sacar rédito político de algo que uno hizo. Desde el punto de vista político, sería estúpido no capitalizar la política de DDHH. Pero más que nada yo pondría el ojo en el apoyo al gobierno de las víctimas, de las organizaciones, de las Madres y las Abuelas. No fueron compradas, fueron escuchadas y por primera vez se hizo una política favorable a sus pedidos.
        4- Lo que pensaría Oesterheld del Eternéstor nadie lo sabe. Se le podría preguntar a Solano qué opina, creo que no le pareció mal. Los juicios avanzan, y no se discrimina a las víctimas ideológicamente. Hay Montoneros, Erpios y demás entre los demandantes en los distintos juicios que se están haciendo en el país, y que yo sepa no se dejó a los no-Montoneros en la puerta del juzgado. Esa suposición de que “si HGO no hubiese sido Montonero…” me parece que no concuerda con lo que pasa en realidad.
        5- Si el Eternéstor es ridículo, ofensivo o heroico es la opinión de cada uno. Berliac en su texto opta por el desprecio y la suspicacia, Ruka por el “A mí no me jodan que me quiero ir de la realidad…”, vos apuntás la búsqueda de un rédito político, yo creo que es un homenaje entrañable de La Cámpora a quien ven como un incentivo a la militancia. Pero me parece que son puntos de vista que se tienen que discutir desde la política y no desde su negación.

  3. Iñaki Aragón permalink
    03/11/2010 11:18

    Míster Minaverri, antes que nada, quisiera decirle lo mucho que me gustan sus historietas. Mu lindas, de verdad.

    Por otro lado, ¿no les parece que le damos mucho crédito a los dos sujetos que escribieron lo de más arriba? ¿Hay que tomarlos en serio? ¿Se puede? ¿Por qué?

    ¡Saludos!
    Iñaki.

  4. Iñaki Aragón permalink
    03/11/2010 11:19

    Perdón, me equivoqué y puse su nombre con ‘i’, y no con ‘y’ al final.

    Saludos y disculpe las molestias.
    Iñaki.

    • Minaverry permalink*
      03/11/2010 12:56

      Como escribí más arriba, la cuestión es discutir la antipolítica, para lo cual se usan dos exponentes de esa forma de pensar, con el Eternéstor como disparador. Quiénes escribieron esos pensamientos no entran en la discusión.
      Ahora, si quieren armar puterío…

  5. Lucas Nine permalink
    03/11/2010 11:56

    Yo siempre leo atentamente los comentarios de Berliac: se trata del primer personaje de la historieta mundial autocreado. Es decir, es una criatura que se ha creado a sí misma, porque de hecho su nombre era el de un personaje secundario que terminó por absorber por completo la personalidad de su autor (el Sr. Bang Utot).
    Qué lejos que estamos acá de aquellos que nos aburren con el relato diario de sus torpezas. Berliac ha hecho el camino contrario: su personaje de historieta desarrolla sus aventuras en la vida real utilizando al ser humano como vehículo. Y qué personaje: Berliac-el-personaje es un lúcido intelectual francés de la década del 60, a medio camino entre el existencialismo y el desencanto, que saborea sus Gauloises con una sonrisa triste mientras contempla estas pampas salvajes a través de sus lentes ahumados. A su alrededor todo son indios, resplandores, cocoteros, sindicalistas tratando de conculcar libertades civiles, etc.
    Si no existiera, habría que inventarlo.

    • Abdul Hazrat permalink
      03/11/2010 23:06

      ¡¡Totalmente!! A mi me hizo acordar al estilo de personajes que hay en Masculino-femenino de Godard. Veo que no soy el único que lo pensaba.

      Saludos!
      Iñaki.

      PD: ¡Aguante Seriote!

      • Lucas Nine permalink
        04/11/2010 22:49

        Ojo, me gusta el personaje que inventó, mas allá de la ironía. Por lo menos se complicó un poco la vida en un momento en que la simplicidad parece ser la verdad revelada…

  6. frankvega permalink
    03/11/2010 12:41

    El Sr Gatito Gordo toma mucha leche tibia y pasteurizada.
    Bancate un toque las bactérias, mamero!
    Y Batman también, siempre lo mismo.
    Andá comprate una malla como la gente, vigilante!

    • Minaverry permalink*
      03/11/2010 13:01

      Batman GO HOME agente de la CIA ¡Te pusiste la batigorra, bigote!

  7. Lucas Nine permalink
    03/11/2010 22:23

    Me faltó tiempo para poner además que Berliac es un sentimiento triste que se baila!

  8. 03/11/2010 22:30

    ¿Porqué antipolítica? es acaso el eternauta un relato sobre Kirchner? lo que genera suspicacias es la identificación del personaje con un político actual, como si antes de su reciente relación con el gobierno el eternauta no hubiera sido mas que un fantasma que esperaba a ese alguien que le diera el ser. Y no creo que Berliac sea antipolítico; la reflexión sobre un hecho particular, incompleto, quizá, no es motivo para separarlo y ponerlo entre comillas.
    ¿Estás separando a los dibujantes/escritores que no son fanáticos de este gobierno? hay demasiada crispación en tu relato. Hacer crítica no es suscribir a intereses monopólicos, o al fazcismo, o a la clase media gorila, o por lo menos no necesariamente. En cambio señalar con el dedo tiene cierto gusto a policia del pensamiento.

    • Minaverry permalink*
      04/11/2010 1:32

      Ño ño ño… No separo a nadie, y también hice hincapié en los comentarios en la importancia de fijarse en el discurso antes que en las personas que lo emiten. Yo señalo el discurso antipolítico: la persona mirando la política desde un pedestal moral desde el que la desdeña por completo en lugar de tratar de entender sus leyes. En este post del blog Mundo Perverso (http://mundo-perverso.blogspot.com/2009/10/algunas-reflexiones.html) Diego Faur -que no es kirchnerista sino de Psur, y a pesar de mi “fanatismo K” lo leo con mucha admiración- explica muy bien este pensamiento desde su punto de vista generacional, que es el mío propio porque tengo más o menos su edad. Pero no estoy acusando a nadie de nada, cada quien sabrá qué pensar de la antipolítica. Yo pienso que es una manera de ver la vida que puede ser pintoresca si se la ejerce con habilidad, pero que en última instancia no agrega nada ni sirve para construir nada, la veo como una rémora de los ’90. Por eso expuse en el post dos formas de antipolítica, una más elegante que la otra, para pensar sobre ellas. Decir que eso es policía del pensamiento o fascista suena muy bien a los propios oídos pero es escaparse del debate: ¿Qué opinamos del pensamiento antipolítico, y de la política misma? ¿Entendemos la política, queremos entenderla? ¿Nos sirve pensar con la cabeza de los ’90 la realidad de 2010? ¿Dónde tiene que meterse la historieta en todo este entuerto?
      Pretender que desde un blog que miran unas cientoypico de personas por día se segrega a los críticos y a los que piensan distinto y se hace policía del pensamiento sería atribuírme un poder y unas intenciones que no tengo. Y si leés lo que escribo te vas a dar cuenta de que no trato de macartear a nadie. Es una pequeña puerta a un debate que también se está dando en otros ámbitos, pero esta vez centrado en la historieta. Según yo lo veo, la historieta no es una evasión porque atrás de la historieta hay relaciones de trabajo entre personas, es una actividad que está inserta en la vida. En cualquier caso, también se podría discutir a quiénes beneficia esa idea.
      Y la “crispación”, bueno… ya fue reformulada con mucho ingenio por algún bloguero anónimo hace un tiempo como “Cris-Pasión”. ¿O es un crimen estar entusiasmado con un gobierno electo democráticamente?

      • 04/11/2010 21:52

        Tal vez se me fué la mano con lo de la policía del pensamiento, pero me llamó la atención tu equiparación de ideas que no son exactamente iguales, que ponen a un autor que no conozco personalmente y con el cual tengo escaso trato (Berliac) en un nivel de desinterés político comparable al primer ejemplo. Es posible que yo haya malinterpretado tu intención, pero es claro que tu respuesta a mi comentario es mas matizada que el post mismo, por eso lo de crispado (no lo dije por lo de Cris-pasión, conste). El problema -o lo interesante, según se vea- de una historieta con claras afinidades políticas es que se caiga en el panfleto, o la propaganda, la mera repetición de un dogma. Vos me dirás que todo autor deja parte de su ideología en lo que escribe/dibuja; por ejemplo Alan Moore deja bien en claro su apoyo a la libertad en el uso de drogas (incluso en Swamp Thing) y su tendencia al anarquismo, con lo que de no estar de acuerdo con estas ideas parte del encanto se pierde para algunos, para otros primará el valor artístico de la obra. La gente lee o ve películas con las que no está de acuerdo todo el tiempo, Lee a Heidegger, Nietzsche o Céline a pesar de sus ideas Nazis o protonazis. Por eso en suma mí no me desagrada una historieta con contenido político, aunque no comparta el punto de vista del autor. No he leído tu serie sobre Dora, cuando lo haga seguro voy a tener una opinión mas fundamentada. Ahora, es diferente un interés en el contenido político de una historieta a una militancia que hace de la obra de uno un panfleto. Los peores cuentos de Tolstoi son los que escribió como parábolas cristianas; Lo mismo Cortázar. En cuanto a lo del Eternéstor, es una inversión rara, porque no es exactamente una reacción antipolítica ver raro a Kirchner enfundado en el traje; el eternauta existe por si mismo y no hay una relación directa con Néstor, mas allá de la política de derechos humanos del gobierno. Es distinto considerar a la historieta una mera evasión que tratar de separar un cómic de hace cincuenta años de un líder político de hoy. Y obviamente no me parece mal tu entusiasmo por los Kirchner, no es un crimen. Saludos.

      • Minaverry permalink*
        05/11/2010 1:32

        Yo no quería poner mucho el ojo en los nombres porque quería conocer opiniones sobre lo que estas dos personas escribieron y porque no pretendo macartear, pero se ve bastante claro el asco que Berliac siente por la política leyendo su propio blog. Por citar un ejemplo explícito: en una discusión muy interesante que se armó en los comentarios de un artículo que él escribió sobre el libro mío, en la que participamos Frank Vega, Parés, Lucas Nine, Fran López y otros (http://autorberliac.blogspot.com/2010/02/dora-vol-1-por-ignacio-minaverry.html) le llegó a decir a uno de los comentaristas : “Yo no hablo de política, y menos con extraños. Al próximo que escriba sobre política le rechazo el comentario”. Cito de memoria porque ahora Berliac deshabilitó los comentarios de su blog, no sé por qué pero lo sospecho. Puede ser más pintoresca, pero es más o menos la misma actitud de Ruka: política = asquete…

        Pero me interesa lo que decís de los panfletos. ¿Por qué nos parece que una obra se devalúa si es panfletaria? Porque hay panfletos muy bien hechos, muy meritorios, me parece a mí. Y hay panfletos muy bien disfrazados de “historieta independiente”, también.

        Y otra cosa: leé Dora, dale, no seas gato, amigo…

  9. 04/11/2010 5:12

    Buenas buenas… Perdonarán mi ignorancia, pero yo vengo de otro palo. Aunque quisiera no podría hablar bien o mal de Berliac o de Ruka.

    Sí puedo opinar sobre ese desgarro de vestiduras que ocurre cada vez que la política mueve, toca, roza, o alude a otra cosa que para percepción del humano intelectual no está relacionado con la política. ¿Qué no está relacionado con la política?, es la pregunta.

    Cuando se juzga si está bien o mal el uso de un ícono como el Eternauta (que entre paréntesis se lo hicieron leer en el Cortázar a mi hermano para un trabajo en 3r año, y no sé si esto se hacía antes), es ocupar la mente en la nata (cuac) y no en ver si la leche está buena.

    El debate intelectual de las “formas” no le sirve a esta nueva política. Me suena mucho a
    – Cristina habla muy rápido, es agresiva
    – Pero acaba de decir que a todo pibe del país le corresponde poder comer con una asignación de plata
    – Seh, seh… pero es muy soberbia cuando lo dice. Si lo dijera con una sonrisa.

    Si todo lo que consumimos está relacionado con un entramado de referencias que despiertan en nosotros ese deseo de tener algo, o pertenecer a algún lugar: ¿por qué debería ser distinta la política?

    Lo que termina generando suspicacias es la necesidad constante de buscar suspicacias. Parece que hay miedo de encontrarse equivocado, o miedo de encontrar una certeza que te obligue a involucrarte. Y mezclando todos los comentarios, justamente evadirse leyendo un libro o historieta, o viendo una película, en fin… ¿es que si o si tenemos que evadirnos?

    Creo que hay algo que une estas posturas: los antipolíticos, los hiper cuestionadores de las formas de la política, los que deben evadirse, los que intentan rescatar a sus íconos de las garras de los que no son de su palo. Todo termina siendo una excusa para debatir sobre el debate, que es mas seguro que debatir lo que me pasa con la realidad.

    Minaverry: Un saludo grande mi hermano y nos estamos viendo pronto!

    PD: se me vino a la mente el stencil que había de Bush con las orejas de Mickey. O hay pocos admiradores del ratón, o como era algo en contra de Bush -y es obvio que hay que estar en contra de Bush- nadie reparó en la fusión, o definitivamente a nadie le importaba por ser una terrible ñoñera.

    • Minaverry permalink*
      04/11/2010 12:23

      Tres cositas:
      Hay que cuestionar la política, pero no como Carrió desde arriba de un pedestal moral, que no tiene nada que ver. Hay que observar y aprender sobre política y cuestionarla conociendo la lógica propia que tiene esta actividad. O sea, nos tenemos que meter en política, de la manera que podamos. Ya se vio que los “honestistas” que emergieron del 2001, esos que hacen la política que le gusta a “La Gente” desde las cámaras de TV, no pudieron construir nada. ¿O no acaba Carrió de desmembrar por vigésimooctava vez al Grupo A?
      ¿Nos ofende que la política se encuentre con la historieta? Creo que no se termina de ver a la historieta como una actividad seria, integrada al resto del mundo, con sus relaciones económicas y todo eso, y me da la sensación de que los historietistas nos damos cuenta de que somos trabajadores (por lo que nos hacen sudar) pero nos vemos como artistas. ¿Cuántos de nosotros los historietistas, algunos tan finos que tomamos tés importados, nos vemos capaces de, por ejemplo, tocar el bombo en un acto de Moyano?
      Efectivamente, en nuestra época de secundarios no te mandaban a leer El Eternauta en la escuela pública. Aunque fuera una iniciativa individual de los profesores del Cortázar está dentro de un espíritu de época que empezó con el descuelgue del cuadro de Videla.

  10. frankvega permalink
    04/11/2010 18:19

    te me apuraste con el nuevo post, este debate está piola, tu amigo Cesar es un copado.
    tenés que volver a esto, yo no miro mucho blogs pero me parece que los dibujantes (me incluyo) estamos un poco en la pavada.
    en cambio lanata está en la papada.

    esa entelequia de querer evadirse es más vieja…
    horrible, pareciera que el hombre como meta tiene el relajamiento muscular del espíritu-
    la metamorfosis en una baba individual dependiente.
    pero la política es inherente al humano. punto.
    y hacerse el sota también. punto.

    lo que me dá más bronca es que se quieran divertir tanto.
    hay que laburar, viejo!
    crispasión, amigo!

    abrazox!

  11. Lucas Nine permalink
    04/11/2010 18:53

    Hacerse el sota no es lo mismo que hacerse el Massotta, como le pasa al amigo Ignacio: Quién es el misterioso autor que consume té importado? Importado de donde?
    Muy jugoso el contrapunto entre César e Ignatz. Es de esperar que el Ofissa Pupp termine algún día con los devaneos de este muchacho. JAIL.

  12. Diego Parés permalink
    05/11/2010 3:18

    No voy a leer todo. Lo único que voy a decir es que El Eternauta es de 1957. Obviamente no existia Montoneros. Y hasta donde yo sé, Oesterheld no era peronista en esa época. Probablemente, dos años después del derrocamiento de Perón, Oesterheld todavía fuera bastante gorilón.
    Lo que se le endilga al Eternauta es post-Eternauta. Es El Eternauta 2 y la militancia de los 70 de Oesterheld.
    Lo que se está haciendo ahora es resignificar El Eternauta, utilizando un recurso literario (como cuando para mostrar que Van Gogh pintaba y estaba loco, lo muestran a los tres años loco y con crayones, onda que ya se perfilaba para eso) pero aplicado a una cosa real.

    Aparte: Preguntale al del primer comentario si le gustó Maus.

    • Lucas Nine permalink
      05/11/2010 10:35

      No, claro que no era peronista. En los últimos años del segundo gobierno de Perón fue convocado para hacer algún trabajo propagandístico y el tipo rechazó la oferta entre divertido y horrorizado. Realizó todo un viraje político en los años de la resistencia, parecido al de Walsh, me imagino, aunque no tan rápido y contundente al principio.
      De ahí la fuerza del Eternauta: empieza y es evidente que Oesterheld tiene un clima, una primera idea, pero no tiene claro adonde quiere ir a parar. Sabe que quiere hacer algo de ciencia ficción ambientado en Buenos Aires, pero no mucho mas. No tiene una idea mucho mas precisa que el lector sobre qué carajo está pasando. Y entonces ocurre todo, casi sin su intervención, o esa es la sensación que uno tiene.
      Son todas metáforas políticas, pero lo que las hace realmente potentes es que aparecen haber tenido esa dimensión conscientemente metáforica y política recién después que la historieta fue escrita, dibujada y leída (bastante tiempo, a veces). Son construidas de a poco entre el autor y el lector. Conservan la fuerza de las ideas en el momento en el que son reveladas. Y para colmo estas ideas son reveladas en el envase de la historieta de aventuras tradicional, popular e infantil (no para intelectuales que recuerdan con simpatía a las historietas populares que leyeron de chicos, Spiegelman pongamos por caso).
      Por eso el primer Eternauta conserva la eficacia de los sueños, donde el sueño lo gobierna a uno y le hace ver cosas que no ve en la realidad y pensar cosas que uno no pensaría habitualmente.
      En cambio, el segundo Eternauta es programático, es una metáfora consciente y evidente. Está hecho con otra finalidad, en otro momento, para otros lectores. No se lo puede leer sólo como una continuación del primero.

  13. Diego Parés permalink
    05/11/2010 3:24

    Ahora, si la cuestión es si la política debe o no ser tema de una historieta la respuesta es que si. Todo puede ser tema de una historieta: Hugo Pratt, el pato Donald, Hitler, los joponeses malos, Ozamu Tezuka, Tintín, Crumb y la política tambien, por que no.

    • Minaverry permalink*
      05/11/2010 6:32

      No es tan importante la lectura política del Eternauta, las cuestiones serían varias y están planteadas en los varios comentarios que cada uno de nosotros escribió tratando de pensar sobre política y antipolítica, pero bueno, si ya decidiste que no los vas a leer…

  14. Guillermo Alén permalink
    05/11/2010 6:31

    Con lo de Ruka, me mando a guardar: tenés razón, moderaré mi vocabulario en lo sucesivo.

    Sï aclaro, porque me parece importante, que no pertenezco a la oposición gorilesca ni mucho menos a la derecha neoliberal. La crisis del 2001 me agarró en el peor momento posible, cuando tenía 18, y me mantuve fuera de toda política por años. Sin embargo estos últimos dos años me di cuenta de que esa actitud es precisamente la que no nos lleva a ningún lado, y estoy, digamos, en proceso de búsqueda. Por el momento mis simpatías corren por el PSUR, y de hecho traté de unirme para ver cómo era el asunto por adentro pero no me contestan los mails. Todo esto me recuerda que tengo que seguir en la búsqueda, dejar la adolescencia y empezar a obrar como ciudadano.

    Lo que pienso del Eternéstor, lo ha dicho más clara y elegantemente aquí Parés. Se aprecia la libertad de prensa en el blog, ya seguiremos armando respetuoso bardo en el monoblock.

    PD: El verbo “macartear” es una genialidad, ya lo estoy usando en la vida diaria.
    PD2: el pibe de Mundo Perverso es realmente muy bueno.

    (Perdón que la siga acá, el wordpress tiene una cantidad limitada de apilamiento de comentarios.)

    • Minaverry permalink*
      05/11/2010 6:40

      Sí, y además se van agregando las contestaciones en el medio y los que leemos los comentarios a medida que aparecen nos perdemos algunos, en resumen, no es muy bueno el sistema.
      Desde el vamos no se te ve ni un pelo de gorila, tus comentarios son juiciosos, por eso me apuré a aclararte que en este blog no se macartea.
      Un gusto tener lectores de calidad como vos, y me alegro de que te haya gustado Mundo Perverso. Diego F. es un tipo híper-lúcido, leyéndolo aprendí un montón de cosas.

  15. Arconte permalink
    05/11/2010 6:42

    Todo es politica. Decir que no me interesa la politica es, como dudarlo, una postura politica. Muchas veces se confunde politica con lo partidario. Lo partidario es la encarnacion ultima y material de la politica, de esa manera de ver todo. Por que eso es la politica, la manera en que cada uno ve y piensa el universo.

    Lo del Eternauta con Kirchner me parece un gesto de cariño, para con Kirchner y para con Oesterheld. Nada mas (y nada menos). Lo que pasa es que la muerte de Oesterheld como desaparecido resignifica el Eternauta y le otorga un peso mas partidario que politico. Que no lo tuvo (lo partidario) en el momento de ser gestado. Si, es indudable, que tiene un contenido politico, que los manos no puedan revelarse contra los ellos por que tienen inserta una glandula del terror, por ejemplo, es un apunte politico. Si el poster con Kirchner lo hubieran dibujado como Patoruzu o Langostino no hubiera habido tanta polemica.

    Algo que noto en la mayoria de detractores K es la incapacidad de pensar que algo pueda ser sencillamente un gesto de cariño, siempre se suponen razones oscuras e intereses espureos.

    Lo que si considero molesto en algunas historietas es cuando se apela al panfleto facil y didactico, por ejemplo, los malos son de derecha, fachos, nazis, feos, perversos, canibales etc…

    Ah! Maus me parece fallidamante racista: desde el momento en que los gatos son nazis, los judios ratones, los polacos cerdos y etc, esta siendo irremediablemente racista. No hay chance de cambio, la conducta esta regida por el adn, un gato (nazi) nacio gato (nazi) y morira gato (nazi). Y si no hay posibilidad de cambio es fatalismo, el holocausto solo podia suceder, no hay culpas. Quien puede culpar a un gato de ser gato (nazi)?

    • Lucas Nine permalink
      05/11/2010 10:06

      Buen comentario. Lo señalé alguna vez en chiste, diciendo que la historieta era históricamente incorrecta porque había visto fotos de la Segunda Guerra y eran todos seres humanos, pero en el fondo me refería a eso. Me parece que Faivel resultó ser el hijo bobo de Maus, a la final.
      Igual, creo que no pasa de ser un recurso vistoso y el mismo Spiegelman le toma el pelo cuando en una continuación dibuja a los personajes como seres humanos usando caretas de animales.

  16. frankvega permalink
    05/11/2010 12:11

    Sí, buen comentario.
    Creo que en el caso de Maus es una metáfora bastante explícita y directa a propósito. Son gatos y ratones y algunos otros animales.
    No podemos ser tan literales con un recurso que funciona tan bien, porque en sí la historieta está buenísima y el mensaje queda clarinete.
    Aparte me parece que si todos los gatos o chanchos o ratones en su historieta cambian o no cambian y en qué grado, no aporta a la lectura de la obra, por el contrario la entorpece bastante.
    En cuestión de arquetipos cada uno hace lo que puede.

  17. 05/11/2010 14:42

    A mi me llamó la atención la afirmación de Parés sobre la política como “tema”. Él afirma que la política puede ser utilizada por la historieta como un “tema” al igual que el Pato Donald (bueno, qué diría Dorfman/ Mattelard al respecto…). No estoy de acuerdo. La política no es un tema, es una intervención. El problema de considerar la política como un “tema” es que devenga en “género”, eso anularía la posibilidad de leer políticamente otra historieta que no tenga como “tema” la política, además ¿qué sería una historieta política?No estoy definiendo con esto el famoso emblema posmoderno “todo es política” como eso de “todo es arte”, sino que política es acción sobre las cosas. Cuando vi los carteles de El eternauta Kirchnerista la verdad es que me llamó la atención. Pero en realidad lo que más me llamó la atención, venía en una especie de montaje visual; ese poster estaba pegado al lado de otro (para el mismo evento) en el que se citaba visualmente a Andy Warhol. Me pregunté en ese momento (no sin dejar de caminar, y mirando a ambos lados al cruzar con temor a que me pise un auto) qué es lo que permitió que, para un acto “para la juventud” (este sería un tema interesante a trabajar, ambos posters eran dirigidos a la “juventud”), los afiches trabajaran al eternauta y a Warhol. También vi el post de Berliac en su blog y me pareció insuficiente en términos de contenido, me pareció que se debía hablar de esta especie de “apropiación” del eternauta, pero reducirlo a una supuesta “politización” del día de la historieta era inconducente. En todo caso, no le encontraba nada de malo a la politización del día de la historieta. Sí me llamaba la atención la unión entre Warhol y El eternauta. Creo que en términos generales, el problema está en la fetichización. El eternauta como fábula alegórica abierta, permite ser leído a través del tiempo con la impronta del presente, eso también permite, paradójicamente, algunas malas lecturas, apropiaciones, irresponsabilidades y sobretodo olvidar las condiciones de producción de la obra, es decir, solo se lee en sus condiciones de recepción. No sé si entendió este mesaje, hice lo que pude.

    Saludos desde el Faulduomundo

  18. 05/11/2010 15:44

    Lo felicito Ignacio por habrir este espacio de diálogo.
    Tengo que felicitarlos, estan muy bien escritos.
    Es más me da mucha vergüenza participar con mi torpe escritura.

    Soy ilustrador, hitorietista en mis comienzos.
    Coincido con Igancio nuestra labor es un oficio creativo (como el de un arquitecto) y el arte tambien es un trabajo. Nuestra labor esta relacionada con la sociedad en la cual se cocina (tiempo y espacio). Recomiendo un libro de Baxandall “Pintura y vida cotidian en el renacimiento”, me habrió la cabeza para entender los contextos desde los cuales que uno produce y es interpretado.

    Decir que no uno es apolítico, es tomar una postura política. Es respetable pero es bueno saberlo.
    Nadie habla desde cero, hay valores y creencias atrás de cada discurso.

    Miro en perspectiva al joven nihilista que era en los 90′ y previo a Kirchner. Me creía con una gran lucidez más allá de toda ideólogia y me doy cuenta que el nihilismo era una especie de conformismo, una afirmación del status quo reinante. Por lo cúal saludo con gusto esta irrupción de la política en mi vida.
    Y como decía Alberto Breccia las cosas son 20% talento 80% trabajo, asi que mientras mas la ejerecitemos mejores seremos.

    Las obras no estan muertas / cerradas en su signifacado. Son actualizadas (leídas) todo el tiempo más allá de su época y como tal cambian y se transforman sus interpretaciones.
    Por suerte estan vivas.

    saludos

  19. 05/11/2010 16:00

    Perdón mi comentario, estaba relacionada a los comentarios de Parés de 05/11/2010 3:18 .
    Soy nuevo con estas cosas

  20. Lucas Nine permalink
    05/11/2010 16:26

    Que interesante la discusión en este blog, caramba. Cuantos puntos de vista tan bien expuestos…
    es evidente que el debate entre intelectuales serios se da en este blog desde que Parés dejó que le crecieran los yuyos y las malezas al Oficio del Plumín para dedicarse a hacer el rock star.

    JEAN PAUL SARTRE

  21. Arconte permalink
    05/11/2010 16:55

    Queria seguir un poco con el Maus… No puedo dejar de percibirlo como racista ( o racial). Por mas que Lucas Nine bien señale que puede ser un recurso vistoso la utilizacion del, digamos, furry, creo que no es azaroso que cada especie tenga una ideologia, etnia o nacionalidad. Creo que, volviendo al tema del post, es una decision fuertemente politica. Si se queria evitar se podia hacer, como en el universo Disney, que cada animal tuviera un comportamiento independiente de su especie o raza.
    Es obvio que es imposible que Spiegelman haya querido darle ese componente racial de manera consciente.
    Por otro lado pensaba… ¿Como lidias con el holocausto, con la idea de que parientes tuyos fueron asesinados de manera atroz por que algunos decidieron que debian ser exterminados y muchos no hicieron nada por impedirlo?
    Una manera podria ser esa… suponer, asumir, convecerse de que no fueron decisiones personales, que estaban todos regidos por su adn, como los animales. Que, como escribi mas arriba, el holocausto solo podia suceder.

    • 05/11/2010 17:07

      Sí, en realidad la maquietización alegórica que hace Spiegelman, impide complejizar el problema de los campos de concentración, reduciendo el tema operaciones binarias (víctima- victimario). De todas maneras, como señala Lucas Nine, no son animales, sino humanos con máscaras de animales, creo que ahí hay una diferencia que genera cierta distancia y permite reflexionar un poco más.

    • Guillermo Alén permalink
      05/11/2010 22:54

      Ya con Maus nos estamos yendo a la mierda, pero en fin, cuánta tentación. Recuerdo que se armó un quilombo parecido con los negros de Fritz the Cat, que eran todos cuervos.

      Lo que apuntan por ahí del racismo inherente a representar razas con animales es interesante, pero yo hago una salvedad: dentro del sistema de expresiones (que también es bastante maniqueo), recuerdo por ejemplo “chanchos” buenos y chanchos malos. Incluso recuerdo que en un momento aparece una niñera alemana, una gata (que es raro, porque hasta ahora siempre eran soldados) y no tiene ese aspecto feroz de los gatos soldado, sino que tiene pinta de gatito morrongo, gato bueno. Aparece en una o dos viñetas nada más, pero recuerdo que me impactó, fue como “mierda, es gato pero no tiene nada que ver con los demás”.

      Yo creo que Spiegelman era consciente de este recurso maniqueo propio de las historietas infantiles y los “funnies” (que no era raro que fueran racistas, vean los negros de Betty Boop), y lo usa por fines de claridad, como decía alguien por ahí arriba, y para volver a contar de una forma distinta lo que ya se contó mil veces. En resumen, sí, es un planteo maniqueo, pero fijate que en todas las “especies” hay hijos de puta y buena gente: el cast alemán varía de sádico SS a soldado no muy convencido a gatita, y entre los judíos no faltan traidores y especuladores de toda clase, y en ningún momento se los justifica.

      Sí, antes que me pregunten, soy un fan recalcitrante de Maus y elevaré los edificios ideológicos más improbables con tal de proteger su lugar en mi ranking mental.

      Notable la cita de Sartre, amigo Nine, me pregunto en cuál de los tres volúmenes de “Los caminos de la libertad” estárá.

      • Lucas Nine permalink
        06/11/2010 0:34

        El uso de animales en la metáfora política es una cosa inquietante, amigo. Recordemos tan sólo el caso del presidente Illia, apodado “la tortuga”, y las famosas quemas de tortugas a las que esto condujo. Un espectáculo grotesco, los pobres animalitos panza arriba moviendo las patitas entre las llamas. Y al final resultaron ser tan inocentes como las morsas apaleadas por hordas de radicales a modo de respuesta…

  22. frankvega permalink
    06/11/2010 1:00

    Estamos a un toque de empezar a discutir sobre Chilli Willy, q.e.p.d.

  23. 06/11/2010 1:52

    Coincido con el Sr. Alén (y con Woddy Allen también, ya que estamos), en cuanto a los matices que llevaba cada especie animal, en función de buenos y malos. Hago unas salvedades, a mi criterio; total…

    Si bien los judíos estaban “signados” por su ADN, se interpreta la unificación por medio de los ratones. Con el mismo criterio, todos los alemanes/gatos/nazis deberían ser iguales. Los alemanes no están signados por el gen de la maldad (como quizás Walt Disney) o el antisemitismo.

    Spiegelman, la única vez que usa caretas es cuando un personaje se hace pasar por algo que no es dentro de la narración, pero más notorio es cuando se dibuja a si mismo con una careta. Esto puede ser, claro, para separar la narración dentro de la narración. Yo creo que puede ser un punto de vista culposo. Le atribuyo a Art el siguiente silogismo: los “judíos-judíos” son los que sufrieron aquel padecimiento, yo no estuve ahí, ergo no soy de esos judíos así que me pongo una careta para vincularme y contar su historia.

    Hay algo intrínseco en la cadena alimenticia “doméstica” que puede suponer un perro, un gato y un ratón. Una secuencia como la de Butch pegando a Tom pegando a Jerry. Es en sí un recurso muy accesible para definir roles. Siendo que la historia es una sinécdoque sobre el Holocausto, creo que los roles coinciden con el relato. No creo que si Art hiciera una historieta sobre la historia de 5000 años de los judíos, el recurso de los animales le sería tan útil por los miles de matices que podemos tener los humanos y más en tan largo período de tiempo.

    Termino con una recomendación literaria que no debería faltar en la biblioteca de la dama o la mesa de luz del caballero: “Eres una bestia, Viskovitz” de Alessandro Boffa. Un biólogo que se puso a describir las etapas del ser humano personificándolo con todo bicho que camine.
    Si consigo un pdf lo subo a mi blog.

    Saludos!

    • 06/11/2010 4:21

      ¿Entonces la culpa la tiene Landrú?, ¿prendieron fuego a la Pantera Rosa?. Creo que el problema con Maus es que en esa alegoría animal, se pueda entender el punto de vista de Spiegelman como un punto de vista nazi, si la justificación del uso de los animales es “así los clasificaban los nazis”. Quiero decir, que se podría caer en el mismo problema de Spielberg en “La lista de Schindler”, cuando no muestra las cámaras de gas, o las muestra como si fueran duchas.

    • Lucas Nine permalink
      07/11/2010 12:01

      Muy buena la retrucada de César sobre el tema de las caras y las caretas…
      Me parece que en definitiva el recurso es pasible de ser leído de muchas maneras: como un truco visual efectista que busca contarnos mas de la cabeza mismo Spiegelman antes que de la realidad histórica de la historia–que a su vez ya estaba teñida por la subjetividad del padre (despues de todo se trata de un cuento que le cuenta el padre, y que difiere en algunos detalles de la versión de los historiadores, él resalta eso). Puede aludir a las caretas que él tiene en la cabeza en términos raciales y culturales, pero también a su rondar constante por el mundo de la historieta (y su tradición del animal parlante). También puede ser También es razonable que pueda ser leído como una bajada de línea bastante elemental y chota, la verdad.
      Me parece que Spiegelman es deliberadamente ambiguo en ese punto, a diferencia de Spielberg (alguien lo mencionó por acá), que siempre se ocupa de resaltar con un fibrón fluorescente esto y lo otro (en la secuencia de las duchas que mencionaban antes no explica para que sirven, pero porque no es necesario explicarlo. Descansa en toda la información suplementaria que nos rodea). No olvidemos que Steven es el padre de Faivel (a quien ya mencioné antes). Nada de lecturas múltiples, por favor.

  24. Lucas Nine permalink
    07/11/2010 12:19

    Dios mío, releí el texto de antes y parece escrito por un enfermo. En resumen, lo que quería poner es que los animalitos pueden aludir al mundo de los cuentitos infantiles (y de la historieta) y que en definitiva se trata de un cuento que le cuenta un padre a su hijo. Es un contrapunto grotesco con los cuentitos contados “para dormir al nene” (el que se va a dormir al final acá es el padre). También se puede hacer una lectura literal (sospecho que Spiegelman sabía que la mayor parte de los lectores –especialmente los norteamericanos– harían sólo esta).

    No se va, Massotta no se va…

  25. Minaverry permalink*
    07/11/2010 21:21

    Este debate sobre política e historieta, lleno de ideas muy bien expuestas y sostenidas, hizo que me diera cuenta de que me gusta mucho más leer sobre política que leer historietas. Es mi culpa, por haber puesto el infausto nombre del finado Masotta en el título del post…
    Otra conclusión que saco, después de leer una cosa más nueva que Berliac escribió sobre El Eternauta (http://autorberliac.blogspot.com/2010/10/comentario-obstaculos-ii-de-andres.html), es que el intento de escribir sobre el peronismo dejando de lado el componente sentimental termina por lo general en una sebreliada barata (estoy de acuerdo con algunas de sus conclusiones, pero no con el pensamiento que orienta su texto).
    Otra cosa… A mi pregunta anterior sobre si los dibujantes nos vemos tocando el bombo en un acto de Moyano (que nadie respondió) le agrego esta: Todo este maravilloso esfuerzo cerebral aplicado a discutir la política en las obras de Oesterheld, Spiegelman y Spielberg ¿se puede usar para pensar cuestiones relacionadas a la situación actual de los historietistas, a cómo encajamos los historietistas en el momento político actual? Porque debatir sobre la máscara del ratón es muy interesante, pero me parece que si no se piensan esas cosas con los pies sobre la tierra, es una muestra más de ombliguismo historietil, que es lo que trataba de poner en cuestión en el post…

    (Ah, y sepan que me muero por leer los debates encarnizados que van a aparecer a raíz del lanzamiento de las zapatillas de El Eternauta…)

    • Lucas Nine permalink
      07/11/2010 22:03

      Se puede, se debe. Pero no sé si este es el lugar.
      Acaso podría haber un debate serio en un blog lleno de gatitos?

      • Minaverry permalink*
        07/11/2010 22:38

        Obvio que este es el lugar, no veo por qué pensás que el debate interno historietil es menos serio que la realidad política de los historietistas. Los dos temas son igualmente serios, lo que pasa es que a mí me interesa más el segundo. Y la ternura de los gatitos no invalida ningún debate.

  26. Lucas Nine permalink
    07/11/2010 23:32

    Aquí? Ahora? Con todos estos gatitos mirando?

    • Minaverry permalink*
      07/11/2010 23:36

      ¿Y cuándo, si no? ¿Querés que los gatitos piensen que los dibujantes somos todos unos pajeros?

  27. Lucas Nine permalink
    07/11/2010 23:40

    Me parece que el tema ya se desvió demasiado para seguirlo tan seriecito, corremos el riesgo de desvirtuar una discusión que puede ser interesante si la empezamos en algun otro momento de cero. Hacé un post nuevo sobre eso, x lo menos.
    Tengo otro tema que puede interesarte como para desarrollar en otro post quilombero como este: la tuya, es una historieta realmente política? Hasta que punto? (hablo de política en tus términos, no como un aderezo final).
    Puede arder el monoblock…

    • Minaverry permalink*
      07/11/2010 23:51

      Sí, pero mi historieta avanza y va cambiando en la medida que mi pensamiento se va refinando y voy pensando estos asuntos, para lo cual también me sirven las ideas que ustedes dejan escritas acá. Pero a tu método de discutir, en el barrio le decimos “falacia ad hominem”…

      Seguro que va a continuar en otros posts este asunto, pero si te fijás, el tema del bombo de Moyano lo planteé mucho más arriba y la discusión se fue a Maus quién sabe cómo…

      • Lucas Nine permalink
        08/11/2010 0:06

        Maus? Lo sabía: esos gatitos pertenecen a las juventudes hitlerianas!
        Hablando en serio, el tema es interesante pero el barco hace agua a estas alturas de la noche, me parece que habría que trazar una línea y empezar de nuevo. Prometo no fomentar disgresiones. Recoja el guante, si le place.
        Sobre la evolución de tu historieta; estoy de acuerdo. Y ahí está el meollo de la cuestión, porque…

      • Lucas Nine permalink
        08/11/2010 0:07

        Y en mi barrio no hablamos en latín, disculpe…

      • Minaverry permalink*
        08/11/2010 0:12

        ¡Ja! Por algo algunas personalidades del extranjero dijeron que Flores Sur es un lugar “pintoresco”…
        Guante recogido, ya veremos en futuros posts, andá a atender al pibe, que debe estar desconsolado porque su padre se la pasa en la compu todo el día.

  28. Cristo permalink
    07/11/2010 23:47

    ¿Historieta y política? Desde ya que sí . . . ¿Por que no habriamos de hacerlo? ¿Alguien se plantea la legitimidad del discurso político en la literatura? ¡A darle con toda entonces! Cómo no soy buen teórico voy a lo concreto: Me encantaría que alguien haga una historieta narrando y documentando lo que paso en la Masacre del Puente Pueyrredón, tal como Walsh hizo lo propio en forma escrita con los fusilamientos de León Suarez.

  29. 08/11/2010 2:25

    Vuelvo contento para decir que pude encontrar el libro del que hablaba más arriba, el de el biólogo. El tipo cubre ya todo tipa utilización animalesca para hablar de la condición humana.

    Esto para pesar de mi gran amigo Ignacio, a quien no quiero empañarle su lucha por el tema central de este post. Sepa, Sr. que aún no siendo historietista o dibujante, puede contar conmigo para el debate que ha propuesto. Espero atento su nuevo post al respecto.

    Endemientras: http://ctiraferri.wordpress.com/2010/11/08/eres-una-bestia-vizkovitz/

  30. Diego Parés permalink
    08/11/2010 4:55

    qUE rOCK sTAR LA CONCHA DE TU MADRE!

  31. Diego Parés permalink
    08/11/2010 5:04

    La verdad que me dan un poco de asco todos los comentarios. Mucha palabrabrabra.
    ¿Maus racista? ¿Y si es racista que? ¡Todos somos racistas! Un poco de humor, viejo. Que ganas de romper las pelotas con tanta mariconada.
    ¿Politica en el comic? Si, TODO en el comic. Punto.

    Ahora, capaz que Ignacio lo que está buscando no son historietas políticas sino historietas peronistas.

    • Minaverry permalink*
      08/11/2010 6:42

      No… No era “política en la historieta sí o no”, sino cómo nos relacionamos los historietistas argentinos (no los ratoncitos o los judíos neoyorquinos) con la política. Mi idea original era ver qué opiniones aparecían y eventualmente llevar la discusión desde el tema de la antipolítica hasta el tema de la posibilidad de un sindicato de historietistas, pero se fue de madre todo… Así son los debates: si el moderador se duerme, se termina discutiendo sobre la máscara del ratón.

      (Y yo no soy racista, disculpame. Hablá por vos…)

      • Lucas Nine permalink
        08/11/2010 15:24

        Y usted, Ignacio… qué vocación de semáforo!

  32. Diego Parés permalink
    08/11/2010 7:21

    Bueno, yo soy racista. Yo soy racista. Como dice Crumb: Odio al mundo entero, cómo no voy a odiar a los negros y a los judios. Odio a todos por igual.

    • Lucas Nine permalink
      08/11/2010 15:20

      Racista y Rock Star?

      • Minaverry permalink*
        08/11/2010 18:36

        Ah, bueno, mirá qué lindo…
        Si tenés algún asunto con Parés, escribile a él en su blog. No usen éste para ventilar sus problemas maritales…

  33. Jarabe Gombardo permalink
    09/11/2010 17:12

    Hola a todos los furiosos monobloqueros. Entro al debate cuando está bien iniciado y revuelto, pero que cuernos, intentaré dar mi punto de vista con la esperanza de ordenarlo un poco, y en la dirección que intenta darle Minaverry, que me parece bien interesante. Para eso permítanme volver a sus inicios, empezar desde ahí.
    Lo de la antipolítica en la historieta (y en la vida) si o no, creo que eso ya está saldado. Creo que todas las acciones son políticas, estamos todos atravesados por la política y por lo tanto la economía, incluso el nihilismo es una postura política frente al mundo, y también lo es el considerarse antipolítico. Creo que toda pulsión creadora es en parte producto de la realidad material y del entorno que influye al creador, y por eso el ingrediente político está siempre presente. Y el lector, con su propio filtro y subjetividad, transforma el mensaje de la obra con su propia mirada política.
    Por eso nos encontramos debatiendo este tema: por un lado, el lector escapista RUKA de mlargenta se queja de que se analice la realidad en un campo en que a él le gustaría que sólo sea fantasía. Y eso es imposible, sobre todo en la ciencia ficción. Considero que los mejores autores del género son aquellos que lograron trasladar conscientemente su visión del mundo (la malévola política otra vez, ¡mjua mjua mjua!) a otra dimensión de la realidad.
    Lo de Berliac, bueno… dista mucho más de la antipolítica, porque el demuestra su antiperonismo de una manera sistemática. El no reacciona frente a la politización del Eternauta, si no al intento de conjugar su figura con la de Kirchner. El reacciona frente a la representación cultural peronista (en este caso kirchnerista), y la señala allí donde aparezca, tal como lo hizo en el análisis de Dora. Hasta este momento podía entender a Berliac como un antiperonista por reacción y sin fundamentos, pero las tornas cambiaron cuando leo su crítica no sólo a HGO y su “entronamiento”, si no también a Gardel, a Maradona y por ende el rechazo a cualquier figura popular de nuestra cultura que aparezca, por más talentosa que sea. Eso ya no lo coloca en el antiperonismo, eso es lisa y llanamente de gorila, de antipueblo. Antiperonista y gorila para mí no son lo mismo.
    Sin embargo, acuerdo con Berliac en la necesidad de superar a las figuras del pasado, por un simple deseo de superación y evolución. Pero eso sí, siempre teniéndolos presente y partiendo desde los logros que ellos concretaron. Dejémonos de joder, HGO transformó la historieta de todo el planeta, no podemos negarlo. Si es así olvidémonos también de McKay, de Eisner y de Tezuka (artistas profundamente políticos, escrito sea de paso).
    Con respecto a lo de Néstor Salvo/ Juan Kirchner, acuerdo con Parés sobre el repaso histórico de la figura de HGO como para empezar a pensar cuánto podemos emparentar al Eternauta con el peronismo en general. HGO está falseado históricamente por el kirchnerismo: rescata al primer Eternauta, escrito por un humanista librepensador (no sé si gorila, pero antiperonista seguro), que planta un mojón al concebir un HÉROE COLECTIVO, en oposición al (si escapista, si fantástico, si capitalista) superhéroe sólo y omnipotente de la historieta yanqui. HGO tuvo una transformación política fantástica, que se puede leer a lo largo de toda su carrera. Sacó conclusiones fundamentales sobre la necesidad de organizarse entre pares para luchar y transformar una realidad adversa (esa es la esencia del Héroe Colectivo), y llegó (para mí con muchas limitaciones y errores) al compromiso político orgánico en Montoneros, dando su vida por una causa y por una lucha que consideraba urgente. Ese HGO no es el recordado ni el levantado por el kirchnerismo. ¿Por qué? Porque la historieta más política y explícitamente peronista que llegó a escribir HGO no le es conveniente al kirchnerismo. 450 años de guerra contra el imperialismo fue escondida debajo de la alfombra en los festejos del bicentenario y sigue oculta hoy, la edición de Doeyo no es muy promocionada por el oficialismo. Esta historieta de 1973, dibujada por Durañona y publicada en El Descamisado, el órgano de prensa de Montoneros, hacía un revisionismo histórico de derecha: atacaba a Mariano Moreno (un probado jacobino) como agente inglés, y defendía a Cornelio Saavedra, el criollo terrateniente traidor de la revolución de Mayo. O sea: el HGO de Montoneros hace un revisionismo histórico que defiende al tipo que originó a la Argentina atrasada de modelo agroexportador, y desde el kirchnerismo que dice querer construir una burguesía nacional industrial se erige a la figura del tipo que planteaba lo contrario. El problema político que esto plantea, tanto en 1973 como en 2010, desnuda una contradicción insalvable del peronismo, que desde hace décadas no puede superar.
    Pero la falsedad histórica de HGO por el kirchnerismo no se centra en esto, si no en algo mucho más grave, como poner a Néstor dentro del traje de Juan Salvo, la representación del Héroe Colectivo. Todos tenemos en claro que Juan Salvo es un tipo como cualquier otro, que el héroe no es el individuo, si no el conjunto organizado que lucha contra el enemigo. Desde el vamos podemos decir que un movimiento político que se bautiza con el apellido de una persona no plantea una construcción colectiva y de base, si no el verticalismo y el personalismo. Yo no veo ni en Kirchner ni en el Kirchnerismo al Eternauta.
    Creo que nuestro país tuvo varias experiencias en las que El Eternauta sí apareció. El 29 de mayo de 1969, en Córdoba, Juan Salvo estuvo presente en cada barricada del Cordobazo. Fue el Héroe Colectivo del conjunto de los trabajadores y de los estudiantes, organizados y en lucha contra un enemigo mortal, el que logró terminar con la dictadura asesina del milico Onganía.
    Juan Salvo estuvo presente en el Argentinazo del 20 de diciembre de 2001, cuando el conjunto del pueblo salió a la calle organizado bajo un único objetivo: romper el estado de sitio del presidente De La Rúa y aguantar en Plaza de Mayo hasta que se vaya. Considero al Argentinazo como la máxima expresión democrática de nuestra historia, porque así como nuestro pueblo eligió a la Alianza radical en la pasividad de las urnas, también salió a la calle y la sacó del poder. Se ejerció el derecho tanto de poner a alguien en el poder como de sacarlo si no le gustó. Tuvo el doloroso saldo de treintipico de muertos, producto de una represión feroz del Estado que contó con el aval de todo el poder político de ese momento, incluidas las distintas variantes peronistas de entonces. Allí estaban metidos tanto el actual peronismo federal y el kirchnerismo.
    Juan Salvo también estuvo presente seis meses después, en Junio de 2002, cuando los trabajadores desocupados y organizados, los piqueteros, salieron a la calle a pedir un plato de comida, trabajo y dignidad. El enemigo del Héroe Colectivo organizado y en lucha terminó la historieta asesinando a Maximiliano Kosteki y a Darío Santillán. El responsable de la represión asesina es una figura fundamental del kirchnerismo y se llama Aníbal Fernández.
    La última vez que lo vi a Juan Salvo en los medios fue en una situación similar, pidiendo trabajo y salario en las vías del ferrocarril Roca. Un grupo de trabajadores tercerizados (no son contratados por la empresa de trenes si no por otra empresa y cobran la mitad que los trabajadores del mismo sector y efectivizados), que no son parte del sindicato Unión Ferroviaria (de la CGT de Moyano), pedían igualdad de condiciones. La historia es conocida: una patota los atacó y asesinaron a un Juan Salvo llamado Mariano Ferreyra, y dejó hospitalizada y luchando por su vida a otra Juan Salvo llamada Elsa Rodríguez. El mismo Aníbal Fernández dijo hace unos días que la CGT (Moyano, Pedraza y sus patotas asesinas) son la columna vertebral de este gobierno.
    Sé que esto se hizo largo, pero esto último nos deja la puerta abierta al debate que plantea Minaverry, sobre la necesidad de organización gremial de los historietistas, y si la misma estaría tocando el bombo con Moyano.
    Creo que la experiencia de organización colectiva y democrática (la gran Eternauta) es fundamental para pensar un gremio de historietistas, entendiendo que en Moyano y en ese modelo sindical no se va encontrar un campo fértil para desarrollarse, si no todo lo contrario, va a encontrar represión y muerte.
    Espero que el debate evolucione y continúe. Como último aporte, y sugiriendo un paso adelante, creo que hay que pensar sobre la finalidad que tendría un gremio de historietistas.
    Cuando una actividad laboral florece y ocupa una parte significativa del mercado, del conjunto de esos trabajadores surge naturalmente una necesidad de organización en busca de un trato laboral más justo. Se escriben convenios, se fijan escalas salariales, etc.
    Pero en el caso de nuestra historieta es distinto. Es una actividad artística, que cuenta con un enorme número de creadores, que no cuentan con un mercado en donde instalarse para vender su obra. Son muy pocos los que lo logran. La Fierro, la Barcelona, y paremos de contar. Los muy consagrados van en euros al mercado europeo. O sea, que en términos capitalistas, esta expresión artística que tanto amamos no tiene razón de ser ni de existir, dentro del mercado. Y en este sistema, todo es negocio: el arte es negocio, la ciencia es negocio. Eso a mí no me gusta. El sistema decidió hace décadas que la historieta no es negocio en nuestro país.
    Por eso creo fundamental que una asociación gremial de historietistas no tiene que tener el objetivo de crear (o colaborar con crear) un mercado en donde colocarse para ser explotado por editores piratoides. No repitamos viejos errores, hasta HGO los cometió en este tema. Hay que separar al empresario que comercia con el arte del artista trabajador.
    Un gremio de historietistas tiene que tener el objetivo de luchar por el resurgimiento de la historieta como arte popular y educativo (HGO escribió maravillas sobre el rol de la historieta para la educación popular), y en contra del sistema que lo excluye por no ser de comerciar. El arte es arte, es la liberación del espíritu, y tiene que dejar de ser un producto comercial condicionado por la voluntad del mercado. Y no por esto tenemos que pensar que nuestras historietas no tienen precio. Si nos organizamos es posible vivir dignamente de nuestra pasión creadora, independientemente de condicionamientos comerciales y políticos.
    Los invito a ver un corto que hice hace unos años, que tiene mucho que ver con esto que debatimos: http://vimeo.com/15613091
    Les mando un abrazo.

    • Minaverry permalink*
      09/11/2010 19:23

      Me gusta mucho tu comentario, Alejandro. No concuerdo en dos o tres cosas, las dejo esbozadas nomás, para desarrollar en futuros posts:
      1, el héroe colectivo solo, sin alguna organización o verticalidad (en el Cordobazo había sindicatos poderosos y estudiantes organizados) se diluye en el tiempo. El caso de las asambleas es el más claro.
      2, Moyano no es lo mismo que Pedraza. Se podrá discutir el sindicalismo de Moyano en todos sus matices (para lo cual me gustaría investigar más sobre el Hugo Negro, lo haré, lo prometo), pero son dos sindicalistas con trayectorias, logros y presentes diferentes. Tan diferentes, que Pedraza empezó en la CGT de los Argentinos, y Moyano en la matazurdos Juventud Sindical de los ’70…
      3, yo no quiero hacer arte, yo quiero trabajar. Después de dibujar todo el día no me siento un artista, siento dolor en la espalda y en el callo del dedo meñique, y cansancio en el cerebro. Eso sí, siento también mucha satisfacción. Pero ese sentimiento de pasión creadora es lo que me hace trabajar todo el día sin parar, y yo lo que quiero es tener una mayor conciencia de que esto es un trabajo que tiene que tener regulación como todos los trabajos. Si no, el dibujo termina siendo una versión autocomplaciente de la cama caliente de los costureros esclavos.

    • Lucas.Nine permalink
      10/11/2010 17:22

      Y sigue la polémica! Este es un comentario largo y muy interesante, al que queria contestar en un par de puntos:
      No estoy seguro que las supuestas contradicciones en la lectura de 450 años sean tan evidentes: Mariano Moreno podría bien ser un agente inglés y un jacobino convencido al mismo tiempo. Las intenciones finales de buena parte de la política imperial británica no eran tan evidentes en ese momento, y muchas veces el apoyo a revolucionarios formó parte de un programa de alcance mucho mas largo en el tiempo (hay una peliculita muy didáctica en ese sentido, creo que de Pontecorvo, llamada “Queimada”). Asumir que el jacobinismo es bueno por si mismo es caer en un error histórico de la izquierda, que fue el importar automaticamente las luchas politicas e ideológicas de Europa sin mas y tratar de hacerlas funcionar en un contexto diferente. Me imagino la lectura que hará el mismo libro de Rosas, que en cuanto extracción no debe ser muy distinto que Saavedra.

      Sobre el Eternauta, tampoco noto dos partes que se contradigan. Mas bien, veo un complemento entre las dos. En la segunda, el tema es la lucha organizada, y se toca de una manera mas programática y consciente. Es un tema mucho mas concreto que el de la primera parte, que se ramifica en montones de direcciones. Escribí alguna cosita sobre eso mas arriba.

      Saludos

  34. 10/11/2010 3:40

    Buenas.

    Llegué al debate por recomendación, lo leí hace tres días con la mitad de los comentarios y me quedé con ganas de aportar o contar lo que en particular me pasó con el Néstornauta.

    Hace un par de meses compré en una de las ferias del libro independiente una remera con la cara del Eternauta. Cuando vi por primera vez a la imagen de Kirchner en el traje de Salvo me pareció entre simpático y hasta, casi obviamente, la bajada en forma de código directo de ideas compartidas. (esto presume que quien se puso a pensar en esta idea tuvo en cuenta muchos de los conceptos que se volcaron en los comentarios y que entendieron que era un buen golpe marketinero) o quizá simplemente una idea loca de alguno que le pareció divertido ponerlo a Néstor como el viajero del tiempo y justiciero.

    Después de la muerte de Kirchner me disponía a ponerme la remera, inmediatamente y a medio camino de las mangas en mis brazos me vino a la cabeza si caminar así vestido me convertía inmediatamente en un seguidor de La Cámpora.

    Esto, en los tiempos que corren, pensé, puede colocarme inmediatamente de un lado o del otro sin puntos medios. Para quienes defienden a ultranza el gobierno, que justifican alianzas al estilo Moyano y todo lo que el uso del aparato significa, yo sería sin dudas uno de ellos. Por otro lado, para quienes están en contra a ultranza y lamentablemente no muestran argumentos que nos indique que tienen buena fé en su oposición, también yo sería uno de ellos, de los de enfrente.

    ¿Podrá ese néstornauta captar la imagen del eternauta y capitalizarla? ¿estamos asistiendo a ese cambio que puede sumar muchos adeptos sólo por lo que el personaje representa?
    La actualidad nos muestra que nos subimos rápido al caballo que pasa cerca. Muestras de esto tenemos de sobra.

    En respuesta a la pregunta del bombo de Moyano. La historieta nos da la libertad para jugar con lo que tengamos ganas. Podemos dibujar una manifestación de personajes de historieta movilizándose por los derechos del superhéroe o la jubilación de sus creadores. Con bombos incluídos. Después de todo es la forma de expresión que elegimos.

    Lo que entiendo es que generó como mínimo, debates como este, que siempre suma.

    Saludos a todos.

Este es un buen momento para DEJAR UN COMENTARIO

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: