Skip to content

El barco borracho (8)

05/09/2011

RESUMEN DE LO PUBLICADO:

A medida que la aventura de Henri Canant, la Condesa y las Mignons se acercaba a su final, los dos simpáticos historietistas se veían cada vez más y más inmersos en una trama de intrigas políticas de alto nivel. Ya era más que conocida la relación entre el intendente de Tres de Febrero Hugo Curto y uno de los autores de esta historieta (no diremos quién), y por eso dolió tanto verlo en público burlándose de la nave espacial cercana a la Estación Caseros que el propio intendente usa para sus frecuentes viajes intergalácticos. Sumado a esto, la desafortunada mención en un medio electrónico del inventor español del submarino Isaac Peral y Caballero sólo sirvió para agravar la ya existente brecha entre el otro autor (tampoco diremos cuál) y el bruerismo platense (distrito que se arroga la creación del primer submarino nacional).

El OVNI de Curto

La nave bruerista

El submarino platense de Tebaldo Ricaldoni

Caídos definitivamente en desgracia ante sus padrinos políticos y totalmente ignorados por sus empleadores, nuestros héroes se vieron una vez más en la más patética de las desesperaciones.  La ideas, como de costumbre, escaseaban.

Ideas escasas

Enceguecidos, acorralados por una realidad que se les mostraba contraria en casi todos sus aspectos, los autores se encontraron con un nuevo percance: la terquedad de Monsieur Canant en su pretensión de enfrentar a J. R. el auténtico en un duelo con garrotes en llamas. No les quedaba otra que huir hacia adelante, proponiendo al lector distracciones simples y reafirmando al mismo tiempo la autoestima de sus alicaídos ánimos.

.

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. Lucas Nine permalink
    06/09/2011 0:41

    Trataré de iluminar a los lectores de este blog acerca de las oscuras palabras de Ignacio: El combate entre ovnis del conurbano puede leerse como una alusión velada a la competencia entre los dos grandes prototipos de submarinos que surgieron a finales del s. XIX (y que de hecho se refleja en EL BARCO BORRACHO): El español, que a cargo de Isaac Peral y Caballero se hallaba alineado bajo las banderas de la Fe y el platense, creación de Tebaldo Ricaldoni, enrolado en las huestes del iluminismo de inspiración francmasónica.
    El combate entre ambos modelos parece haber ocurrido en las inmediaciones de La Salada, con saldo positivo para el ingeniero Ricaldoni (la necesidad de tener un sacerdote bendiciendo cada torpedo presto a partir con un hisopo empapado en agua bendita podría haber jugado en contra del ibérico). Sin embargo, se supone que don Peral fue salvado en esa oportunidad al ser ingerido por una merluza gigante, en cuyo interior pasó tres días cavilando.

  2. Lucas.Nine permalink
    06/09/2011 11:35

    Otro motivo que puede haber contribuído a la derrota del español fue el desdeñar el uso del períscopio: “un caballero no debe estar fisgoneando por encima de las aguas”.

    • Minaverry permalink*
      06/09/2011 17:39

      Doy fe de que las cosas pasaron exactamente de esta manera.

  3. 15/10/2011 22:58

    No fue una merluza gigante sino un pacú de buen porte y el hombre de Fe no pasó tres sino dos días y pocas horas en su vientre antes de que el Eladia Isabel, que se había alejado de su rumbo habitual al intentar alejarse de unos camalotes (que como todos sabemos se multiplican por división de los rizomas), lo salvara de sus penurias y le permitiera fundar una colonia que con los años se transformó en la ciudad de Baradero, en donde aún hoy se recuerdan las butifarras dulces de Don Peral.

    Por otro lado, resulta improbable que el ibérico haya podido utilizar un hisopo en aquella época ya que fue inventado años más tarde en los laboratorios de Johnson y Johnson por el ingeniero George Grigorescu, hijo de un refugiado rumano nacido en Omaha.

    Todo esto para decir que lo señalado en los difrentes comentarios e incluso en el trabajo presentado, carece de rigor histórico.

    Un abrazo,
    rinconete.

    • Minaverry permalink*
      16/10/2011 13:48

      ¡Por favor, deje que me ría…! ¡De qué rigor histórico me habla usted, precisamente USTED, que ya sabemos a qué se dedica y qué clase de amistades frecuenta…!

      Esto amerita un duelo, a primera sangre si usted quiere.

  4. 17/10/2011 13:09

    Hubiera preferido no llegar a esta instancia, pero la verdad histórica y el rigor científico son causas que merecen batirse a duelo.

    Elija sus padrinos, yo ya tengo los míos.

Este es un buen momento para DEJAR UN COMENTARIO

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: